domingo, 16 de septiembre de 2012

Capítulo 30 (FINAL)



PETYR
 Una vez en su habitación, se dispuso a recoger las escasas pertenencias. Sacó el pequeño baúl que trajo consigo la noche que llegó. Miró alrededor: nada de lo que había allí era suyo realmente, ni siquiera la ropa que llevaba puesta. Si hubiera podido, se habría marchado desnudo de Aguasdulces. Dejó el baúl en el mismo lugar en el que estaba y sólo tomó los dragones de oro que atesoraba en un cajón del armario.

Después de una comida frugal en el cuarto, bajó las escaleras con lo puesto. Según Ser Brynden, Lord Hoster había prohibido a sus hijas que fueran a decirle adiós siquiera. La historia se repetía: se iba con la misma poca importancia para los habitantes del castillo que cuando llegó. Nadie vino a recibirlo a pie de calle en aquella ocasión y ahora ningún miembro de la familia Tully salía a despedirlo. Llegó a la puerta de la fortaleza acompañado sólo del eco de sus propios pasos. Lo aguardaba ya el transporte que lo alejaría de allí, de lo que había sido su vida: casi diez años de felicidad y unos últimos meses de sufrimiento mezclado con la experiencia del primer amor y el sexo.

Qué raro era todo… Llegó siendo un niño y se marchaba como una especie hombre a medio hacer. Se pasó la mano por la barbita del mentón y después por el pecho, palpando el lugar de la cicatriz. Ahora no le importaba tenerla: así siempre recordaría que una vez fue débil y ya no volvería a serlo. De repente, vio planear sobre él a un pequeño sinsonte. El pajarillo era el único que parecía decirle adiós. Emitió un canto melancólico similar al de un ruiseñor. Siempre le había entusiasmado ese animal, minúsculo, gris y poco importante, pero capaz de imitar el canto de otros pájaros para engañar a sus enemigos: el rey de la impostura. Eso era en lo que lo habían convertido a él, en lo que le habían obligado a transformarse.




Justo antes de subir al carro, dirigió una última mirada hacia Aguasdulces. Le pareció reconocer una silueta recortada en una de las ventanas. Levantaba la mano y le decía adiós. No supo distinguir quién de las dos hermanas era. Se obligó a no responder al gesto y se tragó sus propias lágrimas. «Algún día volveremos a encontrarnos», pensó. «Y ya no seré un niño tonto. Ahora sé lo que soy y obtendré lo que deseo. He aprendido que no puedo ganar en vuestro juego, pero sí puedo ser el triunfador del mío, como siempre lo he sido. Y te convertiré en mi doncella de nieve para siempre, Cat. Lo juro aquí y ahora.» Sin dudarlo, se metió en el carruaje y no miró hacia atrás.

FIN


10 comentarios:

  1. Ahhhhhh me encantó el final, no podía ser de otro modo, ahora me queda la duda que será de meñique en el futuro, quizá con el tiempo lo sepa... Un abrazote Athena, gracias por esta hermosa historia que permitió conociéramos más del pasado de Petyr, como llegó a formarse y ser el hombre que conocemos hoy, solo añadiré que me encariñé más con meñique y me uno al club de fans jeje, un abrazote y felicidades por el fanfic, la pasé de maravilla leyéndolo. *-* Hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  2. Pase horas pegada a esa ventana esperando que regresara, porque algún día regresara y volverá a ser mio.



    Que queda por decir, la otra Lysa a disfrutado en grande, le ha encantado lo bien que has plasmado la historia y ver como los tres han vivido su juventud. Como se han forjado para ser lo que son.

    Realmente un fan fic estupendo y que da gusto leer. Enhorabuena Athena por tu gran talento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Lady Lysa, por leerlo y por comentarlo. Un honor.

      A la "otra Lysa" decirle que lo pasé en grande escribiendo, imaginando a estos tres adolescentes y sus primeras experiencias amorosas... Si bien el autor original no describe los hechos así exactamente, creo que tampoco le desagradarían, como no le han desagradado a los protagonistas de los mismos cuando los han leído.

      Hacer este fic fue relativamente fácil, porque la historia era una mina por explotar. Sólo había que sacar sus tesoros a la luz. Y me alegra saber que ha sido con éxito.



      Eliminar
  3. Es tan bueno que 'perfectamente perfecto' no llega para calificarlo :) keep going!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hala, gracias! :) Me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  4. Increíble! de verdad, hasta las 3:15 que me has tenido por saber el fin aunque ya lo supiera, me he leído hasta las notas de la autora =) creo que has metido todo a su tiempo, muy bien coordinado, no me ha parecido nada fuera de lugar, incluso más real así todo seguido que esos saltos en el tiempo de los que habla todo el mundo.

    De verdad, enhorabuena :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes lo que me alegra que te haya gustado. ¡Hasta las 3:15 leyendo, eso sí que me ha llegado al alma! Muchas gracias por tus palabras y por la lectura :*

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. ¿que increiblemente maravilloso!
    He encontrado tu blog justo en el momento que lo necesitaba. ¡Qué tardes estoy pasando de camino a casa! Tengo una hora y media de camino del trabajo a casa y me lo paso leyéndote. Eres increible, me inspiras una barbaridad y debo decirtelo , que el otro día incluso me pasé de mi parada, de lo metida que estaba en tu historia.
    un abrazo enorme de tu nueva lectora,
    Maria

    ResponderEliminar